Armonización Facial

La Armonización Facial, es uno de los tratamientos no invasivos más pedidos por hombres y mujeres en la medicina estética, para revitalizar el rostro de forma natural, rápida e indolora, por tratar diversas alteraciones como el envejecimiento, la flacidez y la asimetría.

El concepto de “Armonía facial “es la búsqueda de la perfección de ángulos y curvas con una visión tridimensional tratando de dar un equilibrio al rostro.

La pérdida del equilibrio se da por el envejecimiento cutáneo más profundo que afecta ligamentos, paquetes grasos, perdida de musculatura, perdida de hueso del macizo facial causando flacidez y el des colgamiento de los tejidos por la gravedad.

¿Qué busca la Armonización Facial?

La Reposición de los volúmenes faciales perdidos de manera armónica y corregir las asimetrías e inestetismos que son objeto de queja.

¿Con que productos se consigue la armonización facial?

La reposición de volúmenes, tanto de tejidos blandos como de óseos, se consigue con la utilización de productos de relleno facial o fillers; El Ácido Hialurónico de alta densidad y reticulación es el más usado y seguro de los productos que puede conseguir efectos de voluminización.

armonización facial

¿Quién es candidato?

No existe edad o sexo determinado ya que se busca la perfección en cuanto al volumen del rostro, pero el grupo de edad que más lo solicita en de 30 años en adelante.

¿Se aplica anestesia?

No es necesario la aplicación de anestésico solo en caso de solicitarlo el paciente para su mayor confort.

Tiempo de recuperación

El tiempo de recuperación es de tres días, puede existir ligero dolor o sensibilidad ligero edema cutáneo.

Resultados

Los resultados son inmediatos en cuanto a la voluminización del rostro los cuidados son los generales para cualquier tratamiento dermatológico como, no dar masaje en la zona, no exponerse al sol, evitar ejercicio todo eso por solo 3 días.

armonía facial

¿Cómo se realiza?

Se proyecta la restructuración del tercio facial afectado o todo un grupo muscular, esquelético y dérmico envejecido según sea el caso en particular  para su posterior remodelación. Podemos realizar desde recuperación de volúmenes, mejorar la calidad de la piel, corregir problemas de flacidez e incluso mejora de zonas dinámicas u ojeras y zona temporal.

Se realiza una primera valoración, sobre el estado de piel, grasa facial superficial, medial y profunda, así como del soporte óseo y muscular. Sobre ello se diseña una estrategia de procedimiento y, planificamos un calendario de tratamiento.

El resultado es natural, anatómico y completamente integrado con los rasgos del paciente y el mantenimiento va más allá de un año.